La Dependencia Común de Inspección es el único órgano independiente de supervisión externa del sistema de las Naciones Unidas al que se ha conferido el mandato de realizar evaluaciones, inspecciones e investigaciones a nivel de todo el sistema. Sobre la base de áreas prioritarias relacionadas con su mandato, la Unidad elaboró un marco estratégico basado en los resultados para 2010-2019, proporcionando una hoja de ruta para una mayor supervisión en respuesta a las demandas de las partes interesadas (Anexo III del A/63/34), que fue reconocido posteriormente por la Asamblea General en la resolución 63/272.

El marco fue revisado en 2012, para adaptarse a las limitaciones presupuestarias (véase el anexo V del informe anual de la DCI 2011). Aunque el foco de trabajo de la DCI se mantendrá en todo el sistema, se llevarán a cabo menos exámenes sobre la gestión y administración de las organizaciones individuales.